Lavado y saneamiento de suelos

Descripción general
La planta de tratamiento se diseña expresamente para utilizarse en todas las aplicaciones industriales en las que se realicen procesos relacionados con el saneamiento del suelo por medio de procesos húmedos (lavado del suelo).
La planta garantiza principalmente una disminución del contenido de sólidos en suspensión, contaminantes inorgánicos (metales pesados y otros iones) y contaminantes orgánicos (hidrocarburos, aceites y similares) en el agua de lavado, lo que permite evitar el problema de abastecimiento de agua de lavado. En segundo lugar, contribuye a reducir el volumen de lodos de proceso en la medida de lo posible, con lo que los problemas relacionados con su transporte y eliminación disminuyen.
La planta se suministra premontada y puede instalarse en cualquier posición, disponiendo el equipo como resulte más adecuado en función del lugar elegido.

Criterios de diseño
Las instalaciones están diseñadas para tratar el agua entrante de manera eficaz y de conformidad con las normas de calidad exigidas en el lavado de áridos contaminados en circuito cerrado. Gracias a la alta innovación tecnológica, las plantas permiten eliminar todos los contaminantes presentes en el agua y aislarlos en el lodo deshidratado.
Las dimensiones se determinan en función de lo siguiente:
- Caudal de agua que se va tratar (m3/h)
- Concentración de sólidos secos (limos) en agua turbia (ton/h)
- Caracterización de la contaminación (ppm)
- Curva granulométrica y abrasividad de las partículas sólidas
- Resultados de las pruebas de laboratorio

Proceso de funcionamiento
La secuencia de operaciones se realiza de forma automática según la lógica programada, lo que facilita la gestión de la instalación y reduce al mínimo las operaciones que debe efectuar el operario:
1ª Fase - Las aguas residuales del lavado de áridos contaminados se dirigen a una serie de cubas de reacción para corregir el pH y para acondicionarlas mediante el uso de reactivos químicos. Tras el tratamiento físico y químico, el agua se transporta a un sedimentador estático de flujo vertical. Al mismo tiempo, una bomba dosificadora inyecta en la tubería de suministro de agua sucia una solución de floculante correctamente dosificada para llevar a cabo la floculación de los sólidos y los precipitados metálicos. Como consecuencia, en el interior del sedimentador se forman flóculos de lodo con rapidez, que se precipitan en la parte cónica, mientras que el agua depurada se descarga de la parte superior y se reutiliza en circuito cerrado para abastecer las necesidades del sistema de lavado.
2ª Fase - El lodo espesado en el cono del sedimentador se transporta a una cuba de homogeneización adecuada y, tras un condicionamiento químico adecuado, se deshidrata mediante el filtro prensa de placas. El resultado del proceso de filtración es la transformación del lodo líquido espesado en lodo sólido, perfectamente manejable y sin goteo.

Conclusión
El aumento creciente de la demanda de materias primas para el sector de la construcción y la consiguiente disminución de los lugares de extracción vírgenes han dado lugar a que resulte cada vez más atractiva la rehabilitación de terrenos contaminados.
La planta de tratamiento en cuestión ha permitido resolver los problemas de consumo de los recursos hídricos, ya que garantiza un flujo continuo de agua sin contaminar durante el lavado del suelo y no contamina el medio ambiente con el vertido de las aguas residuales.

######################### - SUB FOOTER - ########################## -->